Sustraiak‎ > ‎

ESCUELAS

publicado a la‎(s)‎ 22 feb. 2016 8:41 por Gazte Zentroa   [ actualizado el 8 abr. 2016 9:41 ]

SOIANO



Sólida construcción integrada en el entorno natural, muy ajustado a las normas de la arquitectura del caserío vasco en su línea y estilo. Esta Escuela de Barriada de tipo doble rural / Escuelas Nacionales de Barriada, fue promovida a principios de los años 30 del siglo XX para dar cobertura educativa a los niños y niñas de los barrios del Distrito de Sollano: Sollano, Revilla/Gallardi, Llantada, Llosilla, El Campo, Codujo, San Pantaleón, Somocurcio y Villanueva/Uribarri.

Diseñadas en 1934 por el arquitecto D. Diego de Basterra Berastegui, se sitúan en un terreno-campa de unos 2.500 m2, que linda por el sur con la carretera Bilbao-Balmaseda y por el este con el arroyo que baja de Sollano. Edificio de planta baja de 195 m2, en forma de "L", distribuido en dos alas separadas; cerramientos exteriores a base de muros de mampostería, carpintería de madera y pequeño porche entre sus alas; hay enfrente una magnífica plaza urbanizada que cuenta con un bonito carrejo-probadero de arrastre de piedra.


LA HERRERA



Gran edificio escolar emplazado en el sitio llamado "La Llana". Con forma de caserío de soportal en estilo neovasco. Fue donado por la Familia Taramona y Diaz de Entresotos al Ayuntamiento de Zalla, junto con el cementerio del barrio. Proyectado por el arquitecto D. Ricardo Bastida, su inauguración se realizó el 25 de septiembre de 1923.

Concebido como dos escuelas públicas para niños y niñas, les separaba un museo escolar común a ambas; soportales con arcos carpaneles (recreos cubiertos), junto con habitaciones destinadas al maestro y a la maestra. Consta de planta baja de 260 m2, piso primero y segundo simétrico, cubierta a dos aguas (cumbrera a 13,5 m.), entramado ficticio de madera pintado; sillares almohadillados en esquineros, 4 tornapuntas talladas y pináculos decorativos en el tejado y dos balcones de forja.
Destaca la luminosidad y ventilación producidas por sus amplios ventanales, así como sus excelentes condiciones higiénicas. En su fachada principal lucen el escudo familiar del linaje y una placa de metal conmemorativa colocada en 1924 como agradecimiento popular, obra del escultor D. Higinio de Basterra.


EL CORRILLO




A principio del s. XX las escuelas estaban en dependencias del Ayuntamiento y la Corporación decidió construir un edificio aislado dedicado exclusivamente para ellas. El proyecto fue diseñado en noviembre de 1921 por el arquitecto D. Juan de Arancibia.

Levantadas en los terrenos del Campo Ferial que había detrás de la Iglesia Parroquial, constaban de recreo cubierto y una primera planta (en hormigón armado, también en cargaderos y pilares) con dos clases de 120 m2 de superficie y 4 m de altura cada una. Tenían grandes ventanales y dos escaleras de acceso laterales a estas aulas que fueron concebidas para impartir, simultáneamente, enseñanza a 120 alumnos.

Derruidas como consecuencia de los bombardeos de la pasada Guerra Civil, fueron reconstruidas en los años 40. Tras varios cursos de actividad escolar (además se llegó a hacer baile público y mercado en sus soportales), el posterior deterioro causado por el paso del tiempo determinó su demolición en la década de los años sesenta.

SAN PEDRO




Promovidas por las Madres Irlandesas para la escolarización gratuita de las niñas de la zona, fueron proyectadas en abril de 1955 por el arquitecto D. Antonio de Araluce, emplazándolas en la carretera de San Pedro a Ibarra, lindante con la vía del ferrocarril, frente al colegio que estas monjas habían fundado en 1904 en Zalla.

Denominadas "Escuelas de Santa Ana", se edificaron en forma de caserío del País; estructurálmente de hormigón armado y forjado cerámico, divisiones interiores en ladrillo fino y gordo, cubierta a dos aguas e iluminación natural mediante amplios ventanales. Constaba de planta baja con tres clases, servicios-aseos, vestíbulo, portal y escalera de acceso al camarote. Conforme al transcurrir de los tiempos, este magnífico edificio fue rehabilitado, siendo actualmente vivienda de titularidad y uso particular.

OTXARAN



Desde el s. XVIII la enseñanza "de primeras letras" en el barrio de Otxaran contó con el apoyo y mantenimiento de la Fundación D. Antonio de Basualdo a la que dio también acogida a otros niños y niñas de la jurisdicción de Sopuerta. Situadas enfrente de la Parroquia de Santiago, junto a la carretera comarcal BI502 de Zalla a Malabrigo anexo a un edificio más amplio consta de planta
rectangular, con muros de carga de mampostería y estructura vertical y horizontal de madera; de unos 80 m2 de superficie por planta (bajo y dos alturas) con acceso independiente por escalera exterior. Tras muchos años de actividad escolar, llegó el consiguiente abandono y deterioro de este local y su desafectación pública en 1990, estimándose por el Ayuntamiento el adaptarlo a nuevos usos y servicios tan necesarios para el barrio, quedando finalmente rehabilitadas por los/as alumnos/as–trabajadores/as de la III Escuela–Taller de Zalla e inaugurado el 25 de julio de 1997 como "Centro Social Otxaran Gizarte Etxea".

ARANGUREN



Situadas en el lugar denominado "La Llana del Valle" del barrio de la Inmaculada, fueron proyectadas por el arquitecto D. Alvaro Líbano e inauguradas el 26 de julio de 1966, a la par que el cercano edificio de 6 viviendas construidas para el profesorado. Constaban de planta baja y primera con tres aulas cada una; estaba concebida para acoger a 35 niños de 4 a 6 años; 36 niñas de 4 a 6 años; 37 niños de 6 a 8 años; 39 niñas de 6 a 8 años; y dos aulas de niñas de 8 a 12 años; alcanzando la totalidad del alumnado la cifra de 221 escolares.
En 1975 se elevó una nueva planta con otras tres aulas, obra del Dr. arquitecto Javier San Sebastián. El progresivo aumento de alumnado que acudía a la enseñanza de este centro obligó a ampliar aún más sus instalaciones, siendo necesaria la construcción de otro módulo escolar próximo al primero, en los comienzos de los años 80. Denominado los dos edificios conjuntamente como Colegio Público Ibaiguren y tras varias décadas de actividad, cerró sus puertas por falta de matriculaciones. Desde el 4 de mayo de 2001 fue reformado y abierto al público (éste del dibujo) como sede de La Mancomunidad de Municipios de las Encartaciones.
Comments