Sustraiak‎ > ‎

La fiesta del árbol

publicado a la‎(s)‎ 30 jul. 2015 4:39 por Gazte Zentroa   [ actualizado el 30 jul. 2015 4:40 ]
El árbol, símbolo de vida, paz y libertad, es el emblema de esta fiesta que tiene su origen en el siglo XIX. Estuvo bien vista por todo el mundo, desde el clero a los republicanos, desde los patronos a los obreros. De hecho, entre 1898 y 1936 probablemente fue la fiesta laica más popular: "superó la Fiesta del Árbol las crisis sociales derivadas de la 1ª Guerra Mundial y la Huelga General de 1917, la Dictadura de Primo de Rivera y la 1ª República, y aunque casi feneció tras la Guerra Civil, desapareciendo de toda España, resucitó en la post guerra en la
provincia de Barcelona". 

Tenía gran repercusión social también en Zalla, como reflejan varios documentos:

En 1901 se presenta una memoria al Ayuntamiento sobre "La repoblación de los montes como fuente de riqueza y bienestar", comentando la necesidad de hacer unas ordenanzas municipales que impusieran, por ejemplo, al que destruya o maltrate a un árbol, "la obligación de plantar 10 de la misma especie".

El estado de decadencia en que se halla el arbolado desde hace pocos años es espantoso. Contrista a el corazón ver el lamentable espectáculo que nos ofrecen dilatadas laderas, estensas cumbres y numerosos cerros enteramente desmantelados y desprovistos de arbolado; fácilmente y sin grandes estipendios pudieran ponerse multitud de terrenos en posesión de la provechosa encina, de la gigantesca haya, del productivo roble y del utilísimo castaño.
Texto extraido de la memoria: "La repoblación de los montes es una fuente de riqueza y bienestar" (1901)

En 1909, el alumnado de las escuelas municipales que plantaron los árboles fue obsequiado con pastas y dulces.

El 18 de marzo de 1915 nos deja una crónica detallada de tan singular acontecimiento, reflejada en la Memoria correspondiente: asisten las autoridades locales y algunas personas relevantes del concejo (Sacerdotes, El Director de la fábrica de Aranguren, el Médico titular, el Juez municipal, el Farmacéutico, el delegado de Ferrocarriles, el Director de los HH. Maristas con tres profesores al frente de 196 alumnos; el maestro del Corrillo con 60 niños, la maestra con 91 niñas, la maestra de la escuela mixta de Aranguren con 65 niños y niñas, el
maestro de la escuela de Otxaran con 25 niños y niñas, la maestra de la escuela de La Herrera con 16 alumnos de ambos sexos y 40 niñas de la escuela gratuita de las Damas Irlandesas: Sumando un total de 495 alumnos de ambos sexos y numeroso público.

La comitiva presidida por el sr. Alcalde, iba precedida por el músico tamborilero y al disparo de cohetes se dirigen a la "campa del Charco" para hacer la plantación; bendición de los árboles y palabras de alabanza de la fiesta. El propio alcalde colocó el primer árbol, fijando el suyo el cura ecónomo, el ingeniero director, maestros y finalmente los encomendados a niñas y niños.

Se plantaron 48 chopos, 20 pinos y 10 castaños indios, todos cedidos por la Granja Provincial de la Diputación de Bizkaia establecida en Zalla. Para finalizar fueron obsequiados los niños y niñas con galletas y naranjas, produciendo entre ellos gran algarabía.

Durante las siguientes décadas, de 1939 a 1975 se fueron introduciendo valores del nacional catolicismo como motivo público de propaganda, afectando a esta fiesta.

Tras la instauración de la democracia, "El Día del Árbol" tiene su continuidad en la plantación de árboles por parte de los niños y niñas de Zalla, gracias a la iniciativa del Ayuntamiento y, desde su creación, la colaboración del grupo ecologista local "Otsoaren Taldea", con el objetivo de promover la mejora del medio ambiente y su proyección para generaciones venideras.
Comments